Eres en Organiza tu viaje > Cómo moverse por la Toscana

Cómo moverse por la Toscana

Una de las cuestiones más frecuentes que suele haber a la hora de planificar un viaje por la Toscana, es el transporte y todo lo relacionado con ello. En este espacio hemos querido recopilar toda la información básica, así os servirá como referencia para todas vuestras necesidades de transporte.

La Toscana es una región de tamaño mediano, que se puede atravesar fácilmente en pocas horas. La dificultad para moverse de un lugar a otro depende esencialmente del destino elegido. De hecho, es bastante fácil llegar a las ciudades más grandes, pero no lo es tanto llegar a las ciudades más pequeñas, a las que a menudo solo se puede acceder en automóvil o en autobús.

A parte de las carreteras y autopistas principales que cruzan la región de la Toscana, la mayoría de las carreteras son estatales o provinciales, generalmente con un solo carril por dirección.

Dicho esto, si se planea visitar solo las principales ciudades de la Toscana, para nosotros la mejor opción es la de moverse en tren.

Moverse en tren

Florencia, Siena, Arezzo, Pisa y mucho más: la Toscana es una de las regiones más estimadas de Italia, visitada cada año por miles de turistas de todo el mundo. Gracias a los trenes regionales de la Toscana, viajar de una ciudad a otra es muy fácil.

Las principales destinaciones de los trenes en Toscana son:

Florencia

Llegar a Florencia en tren es realmente sencillo: la estación principal de Florencia es Santa Maria Novella, equipada con 19 vías, por la cuales pasan más de 400 trenes al día.

Es un enlace importante para los trenes de alta velocidad (operados por Trenitalia y Italo) con el centro-norte de Italia: desde Santa Maria Novella se puede llegar a Bolonia en solo 35 minutos, a Roma en una hora y 20 minutos, a Milán en una hora y 40 minutos, a Venecia en 2 horas y 22 minutos y a Pisa en una hora y 7 minutos.

Las otras estaciones principales de la ciudad son Campo di Marte, ubicada en la ruta Florencia-Roma y Rifredi en la ruta Florencia-Bolonia. También hay varias otras estaciones que sirven el tráfico ferroviario local y regional.

Pisa

Las principales estaciones de Pisa son Pisa Centrale, que conecta la ciudad con la línea de trenes de larga distancia, y las dos estaciones locales San Rossore y el aeropuerto de Pisa, conectadas entre sí.

La estación de Pisa Centrale es una parada importante en el ferrocarril tirreno, el que conecta las regiones sureñas de Sicilia, Calabria y Campania con Roma, Toscana y Liguria. Pisa está conectada mediante los trenes Intercity y Eurocity, pero todavía no con trenes de alta velocidad.

Sin embargo, gracias al abundante número de conexiones, sigue siendo un fantástico destino. De hecho, se puede viajar de Florencia a Pisa en tren, en aproximadamente 1 hora, con más de 40 conexiones al día desde las primeras horas de la mañana hasta la noche.

Incluso para ir a la capital italiana, Roma, se tarda 3 horas y 30 minutos. Otras conexiones con gran frecuencia, son las de La Spezia, Lucca y Livorno.

Prato

Prato, está a pocos kilómetros de Florencia. La estación central está a unos quince minutos a pie del centro: el núcleo histórico debe su belleza sobre todo a los extraordinarios edificios medievales.

Las conexiones ferroviarias con la capital regional son prácticas y frecuentes: los trenes a Prato desde la ciudad de Florencia tardan unos veinte minutos.

La estación de Pistoya también está particularmente cerca, distante solo a un cuarto de hora gracias a los numerosos trenes que salen desde Prato cada hora.

Siena

Ubicada en el corazón de la Toscana, entre las suaves colinas del Chianti, Siena es una verdadera joya que se puede visitar cómodamente en tren. La estación de Siena se encuentra en Piazza Rosselli, fuera del centro histórico de la ciudad.

La estructura, cuyo diseño ha sido revalorizado por los críticos en los últimos años, es de inspiración futurista. Se caracteriza por la presencia de varios edificios que se reúnen en la gran plaza frente a la entrada alargada donde destaca la torre del reloj.

Las conexiones con las principales ciudades italianas son frecuentes. El tren Siena – Roma Termini conecta las dos ciudades en 3 horas y 30 minutos. El viaje en tren de Siena a Florencia, Santa Maria Novella, por otro lado, dura menos de 2 horas, con trenes frecuentes.

Gracias a su proximidad a Florencia, la ciudad de Siena, está conectada a la red de alta velocidad a través de la estación Florencia Santa Maria Novella, con el servicio Freccialink de Trenitalia, que ofrece autobuses especiales de 16 plazas.

Lucca

Llegar a Lucca en tren significa participar en un viaje en el tiempo: toparse con una estación de ferrocarril del siglo XIX y una ciudad rodeada de murallas del siglo XVI. La estación fue inaugurada en el 1846 y la terminal conecta la ciudad con el resto de la red ferroviaria nacional gracias a los numerosos trenes operados por Trenitalia que salen diariamente hacia los principales destinos de la Toscana y fuera de la región. 

La conexión con Florencia, es una de las más populares. Desde Lucca se puede llegar a Florencia Santa Maria Novella, en 1 hora y 35 minutos. Obviamente, hay trenes regionales que también tardan 1 hora y 18 minutos en conectar las dos ciudades.

La red de alta velocidad no conecta directamente Lucca, pero solo se tiene que ir a Florencia Santa Maria Novella para tomar un tren Frecciarossa o Italo que te llevará en pocas horas de viaje a algunas de las principales ciudades italianas, como pueden ser Nápoles, Roma, Bolonia O Milán.

Arezzo

La ciudad toscana es un destino perfecto para los amantes de la historia y los museos, y se puede llegar fácilmente en tren, ya que la estación de Arezzo está bien conectada con ciudades importantes como Florencia, que está a una hora de distancia, o Roma, a poco más de dos horas de viaje.

Pistoia

Florencia está a solo media hora de distancia. La red ferroviaria también os permite cruzar los Apeninos para llegar a Bolonia: los trenes de Pistoya a Porretta Terme (final de la línea Porrettana) tardan aproximadamente tres cuartos de hora.

La estación está a unos quince minutos a pie del centro histórico. El núcleo urbano, probablemente de origen etrusco, fue fundado oficialmente por los romanos en el siglo

Una opción nueva e importante es la de moverse en tren con la bicicleta. Trenitalia siempre se ha comprometido a favorecer a aquellos que optan por apoyar el medio ambiente para viajar, gracias a la creencia de que tren + bicicleta es la solución de viaje más ecológica y cada vez más moderna.

Para más información os dejamos un link con toda la información que necesitáis: https://www.trenitalia.com/it/offerte_e_servizi/faq_bici.html

Moverse en coche o moto

La Toscana es una región con excelentes infraestructuras en cuanto a autopistas y autovías y se viaja realmente bien por su red de carreteras.

Asimismo hay determinadas zonas y maravillosos paisajes a los que sólo se puede acceder con el coche (o moto) y que no habría que perderse bajo ningún concepto, como pueden ser las sugerentes carreteras de le “Crete Senesi” o la maravillosa carretera que conduce a Pienza y que regala maravillosas vistas de los cipreses Toscanos, entre otras muchas panorámicas inigualables.

Carreteras y autopistas: Italia cuenta con una buena red de autopistas, en el sitio web oficial de la empresa que la gestiona encontrarás toda la información útil: https://www.autostrade.it/it/home

Te aconsejo que eches un vistazo si estás pensando en planear un viaje a Italia con tu proprio automóvil, ya que ofrece información en tiempo real sobre las condiciones del tráfico, además de un servicio que te permite planificar tus itinerarios. En las carreteras hay peajes y su precio depende obviamente de la ruta recorrida.

El sistema de carreteras en Toscana generalmente tiene un buen mantenimiento e incluye carreteras regionales, provinciales y estatales, reconocibles a través de letreros azules con letras blancas, mientras que las autopistas se indican con letreros verdes con letras blancas.

La conexión principal de norte a sur de la Toscana es la Autostrada del Sole que va de Milán a Reggio Calabria (más precisamente, el tramo de Milán a Nápoles se define A1, el de Nápoles a Reggio Calabria, por otro lado, A3).

La A1 llega a Florencia desde Bolonia a través de un tramo muy concurrido con gran número de curvas y túneles (ya que cruza los Apeninos) y llega a Roma pasando por Arezzo. Las salidas recomendadas para llegar a la ciudad de Florencia son «Firenze-Certosa» y «Firenze-Signa».

Saliendo de la A1 en el sur de Florencia, en «Firenze-Certosa», encontrarás la autopista hacia Siena, llamada Firenze-Siena. La autopista A11, por otro lado, comienza justo en la parte noroeste de Florencia, cerca del aeropuerto, en la salida «Firenze-Nord» de la A1 y esta conecta Florencia con Prato, Pistoya, Montecatini y Lucca.

Conducción en las ciudades

En muchas ciudades de la Toscana (como Siena y Florencia) puedes estacionar tu automóvil con seguridad. De hecho, en casi todos los centros históricos de las ciudades está prohibido entrar en coche (o, en cualquier caso, el acceso es limitado) y encontrar estacionamiento puede ser una pesadilla.

Si no sabes dónde dejar tu vehículo, te recomendamos que elijas un área de pago o un estacionamiento cerca de la estación (generalmente siempre hay uno).

Fuera del centro histórico, generalmente puedes encontrar plazas libres donde se puede estacionar gratis. El tráfico en los centros urbanos más grandes, como Florencia, a menudo es caótico, otra excelente razón para dejar el automóvil y moverse en transporte público o a pie.

ZTL

Si piensas viajar en coche por la Toscana e Italia, deberías saber qué en la mayoría de las ciudades turísticas, existe la llamada ZTL o Zona de Tráfico Limitado (Zona Traffico Limitato), que restringe el tráfico en el casco histórico y en la que si no cuentas con permiso oportuno, la multa está asegurada.

Hay un horario en el que está prohibido el acceso a los coches que no tienen el permiso, normalmente de 8 de la mañana a 8 de la noche, aunque depende de la localidad, en algunas incluso se prohíbe el paso las 24 horas del día. El permiso de acceso solo lo tienen los residentes y evidentemente la policía, ambulancias y otros servicios autorizados.

Alquiler de coches

Alquilar un coche en la Toscana te permite moverte libremente, eligiendo las rutas, parando allí donde deseas, y también llegando a lugares difícilmente accesibles con otros medios de transporte, como pequeños pueblos encantadores, como por ejemplo el más famoso, San Gimignano.

Las principales empresas de alquiler de vehículos tienen oficinas en las principales ciudades y aeropuertos de la Toscana, incluidos Hertz, Avis y Europcar.

Moverse en autobús

El autobús es otro medio de transporte interesante para moverse por la Toscana. Las redes de autobuses de Toscana están bastante bien y en cada ciudad y provincia hay diferentes compañías. La mayoría de las líneas principales parten o llegan a la estación de autobuses cerca de la estación principal de Florencia (Santa Maria Novella).

Para obtener más información sobre las rutas, los precios de los billetes y los horarios de estos autobuses que conectan varias ciudades de la región, puedes preguntar en las oficinas de turismo o visite los sitios oficiales que se indican a continuación.

Todas las líneas
  • ACV Bus (Chianti, Valdarno)

  • AMV (Mugello, Valdisieve)

  • CAP (Prato, Mugello, Siena, Chianti)

  • COPIT/BluBus (Pistoia, Pescia, Collodi)

  • CPT Bus (Pisa, Volterra)

  • Vai Bus (Lucca, Versilia)

  • Florentia Bus (servicio al Outlet McArthur Glen a Barberino)

  • PiùBus (Empoli, Montespertoli, Fuccechio, Certaldo, Castelfiorentino, Montaione, Vinci, Cerreto Guidi)

  • Tiemme (Siena, San Gimignano, Grosseto, Arezzo)

  • ATL (Livorno, Elba)

  • Etruria (Arezzo, partes del Casentino y Val di Chiana)

Moverse en bicicleta

Moverse por la Toscana en bicicleta se ha convertido en una práctica bastante común.

En los últimos años, varias empresas se han preparado para esto, ofreciendo recorridos en bicicleta, ocupándose de todo, desde el suministro de las bicicletas, hasta la organización de comidas y alojamiento en el camino.

Se requiere una condición física aceptable, teniendo en cuenta de parte de la Toscana se encuentra en zona de colinas, por lo que es aconsejable analizar con antelación el desnivel de cada tramo a realizar durante su viaje en bicicleta.

Moverse dentro de las ciudades

La Toscana es uno de los destinos favoritos de los turistas, ya que cuando llegan a las ciudades, quedan conquistados por sus bellezas arquitectónicas, escultóricas y pictóricas, tiendas típicas, así como boutiques de moda y excelentes sitios para comer.

El encanto de estas magníficas ciudades se puede fácilmente percibir en cada uno de sus rincones.

Descubramos ahora las mejores formas de conocer las ciudades y pueblos de la Toscana!

Moverse a pie

Las ciudades y los pueblos de la Toscana, por sus callejones, sus centros históricos, sus rincones más escondidos merecen ser descubiertos y explorados caminando tranquilamente entre las maravillas artísticas que albergan y así poder descubrir cada sorpresa que pueda aparecer ante nuestros ojos.

Todo esto es posible también gracias a las restricciones de tráfico impuestas en algunas áreas de las ciudades. Eso sí, se recomienda un buen par de zapatos cómodos, porqué la mayoría de las calles son empedradas.

Moverse en bus

Los servicios de transporte público, de hecho, son eficientes y conectan todas las áreas de las ciudades en autobús.

Los autobuses urbanos son cómodos y en algunos casos se desplazan por las zonas más centrales y antiguas de las ciudades.

Los billetes, tanto ordinarios (válidos por 90 minutos desde el momento de la convalidación) como múltiples se pueden comprar en puntos de venta autorizados, como bares, estancos o quioscos de prensa.

Un par de consejos a tener en cuenta:

  • Compra el billete antes de subir al autobús, el conductor no verifica si, quién sube, posee el billete o no, y comprarlo a bordo es más caro, sin tener en cuenta que a menudo los billetes se agotan y se arriesga a subir sin él.

  • Convalida el billete apenas entren al bus. Hay unas máquinas que sirven para ello.

Sin billete, o con el billete no convalidado, los revisores que normalmente suben a controlar, te pondrán poner una multa.

Moverse en bicicleta

Si no se tienes ganas de caminar por las calles de las ciudades, la mejor alternativa sigue siendo la bicicleta.

En las calles de los centros urbanos se pueden encontrar numerosas tiendas de alquiler de bicicletas a precios más que asequibles.

El único consejo que te damos, es que prestes atención a los desniveles de las calles, no siempre llanas; aparte de este detalle, pedalear por las calles de las ciudades toscanas será sin duda una experiencia agradable e inolvidable.

Hace unos años, algunas de las ciudades Toscanas como Arezzo, Pisa, Firenze, Grosseto, Pistoya, Livorno, Prato, Viareggio, etc decidieron dotar al termino municipal con Bike Sharing.

Esto consiste en un servicio de «intercambio» de bicicletas y es la herramienta que las administraciones públicas utilizan cada vez más a menudo para fomentar la movilidad sostenible y reducir el tráfico, especialmente en el interior de la ciudad.

Florencia por ejemplo, está equipada con carriles bici, a través de los cuales es posible moverse con la bicicleta por el centro con total seguridad.

La bicicleta es una de las opciones más económicas y cómodas para desplazarse en Florencia, dado que al estar restringido el tráfico de coches, podremos movernos con soltura entre los diferentes monumentos.

Siena, en este caso, tiene un centro histórico, con subidas y bajadas muy pronunciadas, por lo que se aconseja el uso de bicicletas con pedalada asistida o sólo si se tiene una buena condición física, si no siempre queda la alternativa de conocerla a pie.

Moverse en tranvía

En el 2010, Florencia inauguró su primera línea de tranvía, la T1, que va desde Scandicci a la estación Santa Maria Novella y desde 2018, la línea que conecta el centro histórico y Careggi, el hospital principal de la ciudad.

Además desde febrero de 2019, la línea T2 llega desde el área de Santa Maria Novella (estación en Piazza Unità) al aeropuerto de Florencia “Amerigo Vespucci”.

En cada una de las paradas de las líneas de tranvía hay máquinas para comprar los billetes, así que recuerda hacerlo antes de subir.

Comparte en tus canales

¿Necesitas ayuda para organizar tu viaje?

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe nuestros mejores contenidos, tips para tu viaje, información especial y muchas promociones!

Sobre nosotros

Mi Viaje en la Toscana es el resultado de la pasión de Meritxell, por la región de la Toscana. Pasión que inicialmente nace por Italia en general, ya que desde pequeña empezó a mostrar un interés exorbitante por la cultura italiana. Ya como Historiadora del Arte y Gestora de Turismo Cultural, decidió trasladar su residencia a Florencia, ciudad que la fascinó y que la incitó a convertirse en Guía Turística Oficial de Florencia y de la Toscana.
Apasionada del arte, la escritura y la fotografía; gracias a su amor por esta tierra, decidió emprender el proyecto de Mi Viaje en la Toscana para divulgar de manera activa y profunda, esta especial y maravillosa parte del mundo.

Un agradecimiento especial a: Federico D., Borja P., Mercè M. y Javi A.

Copyright 2020 Meritxell Mateu Hill | P.Iva 06899650482 | Privacy policy | Cookie policy | Actualiza tus preferencias de cookies | Creado por Code85

Pin It on Pinterest