Eres en Organiza tu viaje > Dónde alojarse en la Toscana

Dónde alojarse en la Toscana

La Toscana es una de las regiones más turísticas de toda Italia. Este hecho hace que la red de alojamientos esté muy desarrollada y sea muy variada. Dada la larga historia y el rico patrimonio de la región, muchos de los alojamientos se encuentran en edificios de gran interés histórico y artístico.

La mejor ciudad o zona donde dormir en Toscana depende principalmente de la cantidad de días que tengáis para visitar la región, del medio de transporte que utilicéis y por supuesto de la tipología de turismo que preferís.

La primera opción, obviamente, es Florencia, la ciudad más importante de Toscana, rica en historia y atracciones que visitar. Seguida por Siena, Pisa y Lucca, tres ciudades de particular importancia y belleza. Pequeñas, pintorescas, excelentes opciones si os movéis en tren o avión y deseáis pernoctar en una ciudad típica toscana.

Si os desplazáis en coche y os gusta el ambiente rural, podéis elegir la zona del Chianti: Castellina, Gaiole, Radda, Barberino Val d’Elsa, Castelnuovo Berardenga, Greve, Poggibonsi, Colle Val d’Elsa, San Casciano in Val di Pesa y Tavarnelle Val di Pesa.

Pequeños pueblos que parecen anclados en el tiempo, famosos por la producción enogastronómica y por sus sugerentes colinas cubiertas de viñedos. Una zona encantadora donde vale la pena realmente dormir y disfrutar del paisaje.

Otras zonas recomendables donde dormir dependiendo de vuestras preferencias, pueden ser: Livorno ciudad portuaria, desde la cual podréis llegar y partir en ferri a otros destinos famosos como Sicilia, Cerdeña, España o Grecia. Viareggio, otra localidad marítima, es famosa por su carnaval, y excelente base si queréis visitar Cinque Terre, La Spezia o Portovenere.

Hoteles

La variedad de hoteles en Toscana es tan grande como su interés turístico. Al tratarse de una región muy visitada, la mayor parte del alojamiento hotelero es de mediano o pequeño tamaño.

El precio o las comodidades; la elección de un hotel de lujo, de uno con encanto o uno económico, o su ubicación, depende de vuestros proprios intereses y presupuesto.

Para elegir el hotel que más se adapte a vuestras necesidades y posibilidades, es preciso que comparéis las distintas oportunidades que os ofrece el sector turístico.

Así, para una persona aventurera puede ser mucho más interesante un camping en la montaña que un hotel en el centro de la ciudad. Y mientras que una familia buscará un hotel en el que se hagan actividades para los niños, una pareja que vaya a hacer turismo en una ciudad no necesitará ese tipo de extras porque pasará el mínimo tiempo posible en el hotel.

El precio es el segundo factor que más se tiene en cuenta a la hora de decantarse por un hotel en detrimento de otro, pero también influyen otros como la ubicación y las experiencias anteriores. La elección del hotel dependerá del tipo de turista que seáis y de qué queráis hacer durante los días que dure la estancia, entre otros factores.

Que un hotel tenga o no un servicio no lo podéis decidir, de modo que si queréis contar con él, tendréis que elegir el que tiene dicho servicio, sopesando los pros y contras de cada uno de ellos. Sin embargo con el precio no ocurre lo mismo, lo que tengáis que pagar por el mismo hotel puede variar según el lugar de reserva. Por ello es recomendable comparar antes de contratar el alojamiento. Decidid el lugar en el que queráis dormir y después comparad precios.

Cada hotel o apartamento es distinto, y a cada persona le interesará uno u otro según sus gustos y lo que haya planeado para el viaje. Analizad factores como la ubicación, los extras, la calidad y las instalaciones, y elegid el alojamiento que más se adapte a lo que buscáis.

Bed & Breakfast

Además de los hoteles tradicionales, otra de las opciones de alojamiento a tener en cuenta es la de los B&B (Bed and Breakfast).

El Bed & Breakfast, literalmente «cama y desayuno», también proporciona una fórmula de alojamiento similar al hotel: sin embargo, difiere en el tipo de alojamiento, ya que normalmente es una casa privada o una estructura creada ad hoc, ya que incluye tanto la pernoctación como el desayuno.

Son pequeños establecimientos con pocas habitaciones, situados en lugares con gran encanto e interés, normalmente en un entorno rural o natural, o en pequeños pueblos encantadores como la zona del Chianti.

Aunque tenemos que decir, que últimamente se está extendiendo su presencia en los centros urbanos de las ciudades más grandes.

En este tipo de alojamientos es posible conocer en mayor profundidad a las personas que viven en los pueblos de la Toscana, así como a otros viajeros y turistas. Además, el desayuno está incluido y suele contener delicias de la región.

Los B&B permiten un contacto más cercano y personal con la realidad local además de tener la posibilidad de ser aconsejados por los anfitriones para visitar la Toscana, ya que ellos conocen mejor que nadie toda la zona.

Casas Rurales

Maravillosos paisajes, cocina exquisita, bienestar y relax rodeados de naturaleza: este es el secreto del éxito del Agroturismo en la Toscana, una tipología de viaje cada vez más buscada.

Son estructuras que para poder usar ese nombre necesitan compaginar el alquiler de habitaciones o apartamentos con la producción agraria.

Es en estos establecimientos donde se pueden observar los métodos de la producción de vino, aceite, mermeladas o miel y también degustar los productos finales. El agroturismo suele combinar el respeto por la naturaleza con la producción Bio y ecológica.

Se aconseja elegir un destino estratégico, desde el cual realizar excursiones y visitas por los alrededores.

No es casualidad que la reina de los Agroturismos sea la Toscana, la región que tiene el mayor número de estructuras en toda Italia: al reservar en una de las diferentes opciones, eligiendo la que mejor se adapte a vuestras necesidades (o la que os permita el mayor ahorro, si encuentráis ofertas promocionales), tendréis la posibilidad de introduciros en un mundo de cuento de hadas, enmarcado en la naturaleza, con un mix entre vegetación y relajación.

Podréis conocer sitios como la Maremma, con suaves colinas llenas de viñedos, olivares, y vistas únicas; o los parques y reservas naturales toscanos, la costa del mar Tirreno o las extraordinarias ciudades de arte como Florencia, Siena o Pisa.

La paz y la tranquilidad son dos características decisivas para aquellos que realmente quieren desconectar y pasar unas vacaciones tranquilas, redescubriendo el valor de la naturaleza, del antiguo conocimiento agrícola y del contacto con los animales.

Lógicamente todo esto no significa renunciar a la comodidad, al contrario, la opción de alojamiento disponible es enorme: podéis optar por estancias en fincas enteras o preferir apartamentos independientes, o incluso vivir a la antigua usanza en las habitaciones tradicionales de la finca, que ahora, además, casi siempre tienen un baño privado, así como varios otros tipos de servicios.

El verdadero valor agregado de la experiencia en un Agroturismo es probablemente el de probar productos típicos de la Toscana, un increíble conjunto de recetas que mantienen intactas las tradiciones y costumbres locales, enfatizando la calidad de estos alimentos extraordinarios.

El prolífico campo de esta región ofrece una amplia y rica selección de frutas y verduras, mientras que el mar garantiza una extraordinaria selección de pescado, sin olvidar las finas carnes, los deliciosos quesos, el excelente aceite obtenido de las interminables cadenas de suministro de olivos, y obviamente el vino, entre los más reputados y apreciados en Italia y en todo el mundo, como Chianti, Brunello y Morellino.

Espacios Medievales

La variedad de alojamientos es, como hemos dicho, muy grande. Además de hoteles y B&B con encanto, existen otros tipos de alojamiento situados en edificios con mucha historia y con arquitectura fuera de lo común.

Entre los lugares más espectaculares se encuentran los palacios, castillos y torres, lugares increíbles, situados en entornos que os dejarán una profunda huella en el recuerdo.

La larga historia de la Toscana y la compleja belleza de su geografía brindan numerosos lugares que unen ambos elementos.

Torres medievales, haciendas que incluyen grandes fincas dedicadas a las viñas y los olivares; castillos y pueblos fortificados que pertenecen aún a importantes familias de la historia toscana y florentina; son sólo algunos ejemplos de las perlas donde podréis sentir la esencia del paso del tiempo.

Esta tipología de edificios han sido reformados y adaptados a las necesidades del turismo de hoy en día (internet, piscina, actividades, excursiones, degustación de productos locales, etc.).

Están preparados también para acoger todo tipo de viajeros, ya sean parejas, grupos, familias de cualquier tamaño; o para eventos de cualquier tipo como conferencias, bodas, cumpleaños o cualquier otro acontecimiento que requiera y merezca un entorno especial.

Campings, Hostales y Albergues

Por último nos quedan los campings, los hostales y los albergues. Ir de camping es una forma muy distinta de viajar.

A diferencia de los hoteles, en un camping el alojamiento está basado en acampar, bien sea con una tienda en una parcela, con una autocaravana o bien en una cabaña o alojamiento tipo bungalow.

Los campings suelen estar situados a las afueras de las ciudades y en pleno contacto con la naturaleza, con posibilidades añadidas como la posibilidad de acceder a él con el coche, algo que no siempre es posible en muchos de los hoteles situados en el centro de las ciudades.

Los albergues y hostales son sin duda los tipos de alojamiento más económicos, pero también los que quiz menos comodidades (literas, dormitorios y baños compartidos).

¿Necesitas ayuda para organizar tu viaje?

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe nuestros mejores contenidos, tips para tu viaje, información especial y muchas promociones!

Sobre nosotros

Mi Viaje en la Toscana es el resultado de la pasión de Meritxell, por la región de la Toscana. Pasión que inicialmente nace por Italia en general, ya que desde pequeña empezó a mostrar un interés exorbitante por la cultura italiana. Ya como Historiadora del Arte y Gestora de Turismo Cultural, decidió trasladar su residencia a Florencia, ciudad que la fascinó y que la incitó a convertirse en Guía Turística Oficial de Florencia y de la Toscana.
Apasionada del arte, la escritura y la fotografía; gracias a su amor por esta tierra, decidió emprender el proyecto de Mi Viaje en la Toscana para divulgar de manera activa y profunda, esta especial y maravillosa parte del mundo.

Un agradecimiento especial a: Federico D., Borja P., Mercè M. y Javi A.

Copyright 2020 Meritxell Mateu Hill | P.Iva 06899650482 | Privacy policy | Cookie policy | Actualiza tus preferencias de cookies | Creado por Code85

Pin It on Pinterest