Eres en Destinos > Pisa > Santa Maria

Santa Maria

Corazón de la ciudad

Corazón de la vida religiosa y civil ya en la Edad Media, debe su nombre a la Catedral de Pisa, dedicada a Santa Maria Assunta (Virgen de la Asunción). Es aquí donde en 1366 surgió el núcleo primigenio de la Universidad de Pisa, llamado “Studio Pisano”. En el 1810 los estudios universitarios precedentes fueron sustituidos por la “Scuola Normale Superiore” instituida por voluntad de Napoleón I.

Lógicamente os aconsejamos empezar a explorar el barrio de Santa Maria desde el punto más importante y famoso de toda la ciudad, la Piazza del Duomo.

No se encuentra en el centro de Pisa como se podría pensar, sino que se encuentra al noroeste de las murallas, casi fuera de la ciudad; probablemente porqué en el momento en que se llevó a cabo el proyecto no había otro espacio tan grande que pudiera ser utilizado.

Desde los tiempos de los etruscos, Piazza dei Miracoli ha sido considerada un importante centro religioso: conocida como Campo dei Miracoli, alberga cuatro obras maestras de la arquitectura medieval: la Catedral, el Baptisterio, el Campanario y el Cementerio. La Piazza dei Miracoli se considera Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde hace más de 25 años.

guia de turismo en la toscana pisa

La plaza está rodeada por un hermoso campo de césped donde turistas y estudiantes universitarios disfrutan de la contemplación de tal espectáculo:

– La Catedral: dedicada a Santa María Assunta, es una de las obras maestras de la arquitectura románica en la que se fusionan elementos estilísticos clásicos, de la antigüedad tardía, bizantina, lombardo-emiliana e islámica, como evidencia del florecimiento cultural pisano de la época y la vasta cultura de su Arquitecto Buscheto. Consagrado en 1118, el edificio tiene una rica decoración, especialmente en la fachada, caracterizada por la estatua de la Virgen con el Niño del siglo XIV, de Andrea Pisano.

Entre las decoraciones externas, aconsejamos prestar atención a las puertas de bronce de la puerta de San Ranieri, situadas en frente del campanario, fundidas por Bonanno Pisano en 1180 y decoradas con 24 paneles que representan las Historias del Nuevo Testamento.

Dentro de la Catedral, conviven obras y decoraciones de diferentes épocas: el gran mosaico en el ábside con Cristo Redentor entre Santa María y San Juan Evangelista; el púlpito de mármol de Giovanni Pisano (una obra maestra del arte gótico por la estructura arquitectónica compleja y refinada y por la riqueza escultórica de sumo dramatismo con la que el artista representa las escenas de la vida de Cristo, junto con profetas, sibilas y figuras alegóricas); y numerosos monumentos sepulcrales medievales.

– El Campanario: La “torre de Pisa” es el campanario de la catedral de Santa Maria Assunta, en la famosa Piazza del Duomo, de la cual es el monumento más famoso por su característica pendiente, símbolo de Pisa y símbolo icónico de Italia.

Es un campanario independiente de aproximadamente 57 metros de altura. La construcción de la Torre Inclinada comenzó en el 1173 y tuvo lugar durante un período de aproximadamente 200 años.

Cuando el tercer orden (segundo piso de las logias) terminó de construirse, alrededor de 1178, las obras se suspendieron debido al hundimiento del terreno que causó su inclinación. Alrededor del 1272, la construcción se reanudó para interrumpirse nuevamente.

El séptimo orden se finalizó (sexto piso de las logias), aproximadamente en 1278. La construcción del nivel de la campana (octavo orden) comenzó alrededor de 1360 y se completó en unos diez años.

Guia de turismo en toscana
guia de turismo en la toscana pisa

– El Baptisterio: Igualmente larga y difícil fue la construcción del Baptisterio, iniciado en 1152 por Diotisalvi, en mármol y de base circular.

Después de una larga interrupción, el trabajo se reanudó en la segunda mitad del siglo XIII, bajo la dirección de Nicola y Giovanni Pisano, responsables de la construcción de las logias del segundo orden, coronadas por cúspides y grandes bustos esculpidos.

La cúpula original fue construida en 1358. En el interior del baptisterio se encuentran la preciosa pila bautismal, el altar con incrustaciones y el hermoso púlpito de Nicola Pisano, datado de 1260, en cuyos relieves se ven las escenas de la vida de Cristo.

– El Camposanto: Como un telón de fondo teatral, el cementerio con su fachada blanca, articulada por arcos ciegos se ubica al fondo de la plaza. Diseñado por Giovanni di Simone en 1277 y completado durante el siglo XVI, el antiguo cementerio conserva importantes sarcófagos tardo-antiguos.

Originalmente, las paredes del gran pórtico de cuatro lados estaban cubiertas por imponentes ciclos de frescos, dañados durante la Segunda Guerra Mundial y hoy en día parcialmente restaurados. El ciclo más conocido describe los episodios del Triunfo de la muerte, del Juicio final y las historias de los santos ermitaños realizados por el florentino Buonamico Buffalmacco a mediados del siglo XIV.

En éste mismo complejo se pueden visitar también dos museos muy interesantes, siempre relacionados con éste magnífico espacio:

– El Museo dell’Opera del Duomo contiene reproducciones, modelos y documentos relacionados con las fases de construcción del complejo arquitectónico, así como secciones dedicadas a antigüedades egipcias, etruscas y romanas.

– El Museo Sinopie contiene los dibujos preparatorios para los frescos del Camposanto; entre ellos el famoso «Triunfo de la muerte» de Buffalmacco, la «Crucifixión» de Francesco Traini y algunas obras de Benozzo Gozzoli.

El Palacio Arzobispal de Pisa se encuentra justo en el extremo oriental de la Piazza del Duomo, en la Piazza dell’Arcivescovado. Su construcción se remonta al siglo XV. En su interior se encuentra el Archivo de la Arquidiócesis de Pisa. En la planta baja, la capilla privada está decorada con frescos barrocos de los hermanos Melani y conserva la pintura “San Ranieri frente a la Virgen”, de Giovanni Battista Tempesti.

guia de turismo en la toscana pisa

Continuando por Via Capponi y Via San Giuseppe se llega a la iglesia que lleva éste mismo nombre: San Giuseppe. Fundada en 1530, perteneciente a las monjas jesuitas de Lucca y consagrada en 1572, la iglesia marca el comienzo de la construcción de una estructura conventual que terminó en 1534. Entre 1707 y 1710 el edificio fue completamente reconstruido y profundamente modificado por Giuseppe y Francesco Melani. Con una única sala absidal, conserva un patrimonio artístico de gran valor, principalmente del siglo XVIII.

Bajando por Via Sant’Apollonia se llega a la majestuosa Piazza Dei Cavalieri: llamada en el pasado Piazza delle Sette Vie, y que seguramente corresponde con la ubicación del antiguo Foro Romano de Pisa.

Fue el centro político republicano de Pisa y más tarde fue dedicada por Cosimo I de ‘Medici a la nueva orden militar de los Caballeros de Santo Stefano, para eliminar los signos visibles de la pasada independencia de la ciudad.

Por lo tanto, el aspecto actual es el resultado de una reestructuración radical de los edificios a partir del 1562 gracias a un proyecto del arquitecto florentino Giorgio Vasari.

En el centro de la plaza se encuentran la estatua de Cosimo I con los atuendos de Gran Maestro de la Orden de los Caballeros realizada por Pietro Francavilla en 1596.

guia de turismo en la toscana pisa
guia de turismo en la toscana pisa

Detrás de ella se encuentra el Palazzo della Carovana dei Cavalieri. Es el antiguo Palazzo degli Anziani del Popolo de la Pisa republicana, transformado por Giorgio Vasari hasta su forma actual y con la fachada completamente cubierta por diseños de la misma época. El edificio alberga actualmente la Scuola Normale Superiore, una prestigiosa institución universitaria creada por Napoleón bajo el modelo de la Ecole Normale Supérieure en París.

En la parte izquierda de la plaza se puede observar el Palazzo dell’Orologio, construido como enfermería para los Caballeros de la Orden de Santo Stefano, uniendo dos torres en ruinas de la familia Conti Della Gherardesca con un paso elevado. En otra esquina encontramos el Oratorio de San Rocco, antigua sede del Collegio Puteano fundado en 1605 por el arzobispo Antonio Dal Pozzo para estudiantes de Biellese en la Universidad de Pisa. La fachada está decorada con frescos de Stefano Marucelli.

En el lado sur de la plaza se encuentra la monumental fachada del Palazzo del Consiglio dei Dodici, una antigua sede judicial de la ciudad. El edificio fue completamente reestructurado en el 1596 gracias a un proyecto de Pietro Francavilla. El palacio, más tarde albergó la Corte de los Caballeros de Santo Stefano.

En la plaza se encuentra también la iglesia de Santo Stefano dei Cavalieri, construida en base a un proyecto de Giorgio Vasari, a partir de 1565. La fachada, rica en motivos arquitectónicos, se realizó con un diseño de Don Giovanni de ‘Medici a partir de 1593. El interior del templo está cubierto por un rica techumbre lignea tallada y dorada, E incluye pinturas de los mejores pintores de la época vinculados a la Casa Medici. Adyacente a la sacristía hay una sala que recoge recuerdos y costumbres de los Caballeros de Santo Stefano.

Caminando por Via Ulisse Dini y después por Via Notari, en dirección al río Arno, os encontraréis con la Piazza delle Vettovaglie: en la Edad Media, el área había acogido un animoso barrio; donde las residencias y capillas de los nobles, como las familias Visconti y Erizi, se alternaban con las tiendas y tabernas artesanales.

Ya en 1493, la Ópera del Duomo había obtenido permiso para construir una nueva «Piazza del Grano» (plaza del grano) y gracias a eso la plaza adquirió su configuración arquitectónica actual después de una reestructuración de esta parte del tejido urbano que tuvo lugar entre 1543 y 1565, cuando la ciudad era parte del estado mediceo. En el siglo XVIII, el área se convirtió en el lugar de venta de varios minoristas de alimentos, tomando el nombre de Piazza delle Vettovaglie, y se sabe que por razones de higiene estaba equipada con una fuente, y una densa red de estructuras subterráneas para la eliminación de residuos.

guia de turismo en la toscana pisa
guia de turismo en la toscana pisa

Llegando finalmente al río, llegamos a la Piazza Garibaldi: La plaza se encuentra en el extremo norte del Ponte di Mezzo y está delimitada en los tres lados restantes por edificios históricos, que han caracterizado la vida cultural y social de la ciudad desde la edad moderna. En la esquina con Borgo Stretto, se encuentra el edificio que desde mediados del siglo XVIII albergaba el Casino dei Nobili, mientras que a ambos lados están los edificios que en el pasado estuvieron entre los hoteles más antiguos de Pisa.

De hecho, al oeste estaba la Locanda delle Tre Donzelle, qué en el siglo XIX, después de ampliaciones y transformaciones, se convirtió en el Grand Hotel de l’Arno. En el lado opuesto, en el mismo siglo, abrió el Hotel Europa, confirmando la plaza como el lugar más céntrico y mejor expuesto (grande y abierto hacia el sur) de la ciudad. Este lugar de reunión y acogida de la ciudad tuvo el nombre de Piazza di Ponte di Mezzo hasta finales del siglo XIX, cuando asumió su nombre actual. Dispuesta ligeramente en la parte occidental de la plaza está, de hecho, la estatua de bronce de Giuseppe Garibaldi, ejecutada en 1892 por Ettore Ferrari.

Girando, y recorriendo el precioso Lungarno Pacinotti, os aconsejamos deteneros delante del Palazzo Agostini, que por su fachada completamente decorada con elementos en ladrillo con temas fitomórficos, antropomórficos y heráldicos, y por las características ventanas de doble y triple lanceta que marcan los espacios, así como por la logia abierta y posteriormente cerrada, que ocupa el piso superior, es una de los principales ejemplos de arquitectura gótica civil en la Toscana.

El palacio fue construido entre finales del siglo XIV y principios del siglo XV, y que en 1496 fue comprado por Mariano y Pietro Agostini, comerciantes de seda, de donde toma su nombre. El uso del ladrillo quizás se debió a las actividades comerciales de la familia Astai, un fabricante de ladrillos y propietario del edificio hasta el siglo XV.

La planta baja alberga actualmente el Caffè dell’Ussero (del cual proviene la definición pisana más común: Palazzo dell’Ussero) un espacio perfecto para realizar una pausa en vuestro recorrido y dónde lógicamente os aconsejamos ¡tomar un buen café! Fundado en 1775 fue un lugar de encuentro para ilustres científicos y hombres de cultura italianos y extranjeros. El Café fue el sitio del primer Congreso Italiano de Científicos en 1839 y todavía alberga la Academia Nacional dell’Ussero.

guia de turismo en la toscana pisa

En la parte posterior del edificio, además de un huerto de cítricos ya mencionado en el siglo XV, alberga el Cinema Lumìere, uno de los cines italianos más antiguos aún en funcionamento, inaugurado en 1905, usando parte de las instalaciones renovadas del Café y la iglesia medieval de Sant’ Ilario en Porta Aurea. El cine se puede visitar a través del acceso ubicado en el Vicolo dei Tidi.El barrio de Santa Maria continúa en la plaza de San Frediano dónde se puede contemplar la iglesia di San Frediano: ya existente desde 1061, su fachada se caracteriza por las formas típicas de la arquitectura pisana. La iglesia, realizada con restos de época romana y medieval contiene en su interior un gran numero de obras pictóricas destacadas.

Detrás de San Frediano se puede observar el gran Palazzo della Sapienza: fundado en el período del Renacimiento y profundamente renovado en el siglo XX, hoy en día es la sede principal de la facultad de derecho de la Universidad de Pisa y de la Biblioteca Universitaria de Pisa. El Palacio, además de ser un verdadero símbolo de la Universidad de Pisa, forma parte de un todo en la ciudad: ¡el edificio y sus arcadas son atravesadas sin cesar por estudiantes, maestros, turistas y ciudadanos!

Muy cerca, en Piazza Carrara, podéis acercaros a la iglesia de San Nicola: citada con su convento en 1097 y reestructurada en diferentes ocasiones, contiene obras de arte destacadas. Además, lo que más llama la atención del caminante es el original campanario con remate octogonal, el más característico de la ciudad de Pisa después de la Torre Inclinada, que se remonta seguramente a la segunda mitad del siglo XIII y que está ligeramente inclinado y enterrado en relación con la superficie actual de la calle.

Justo al lado de San Nicola, se puede ver el Palacio Real: Construido entre 1583 y 1587 por voluntad del Gran Duque Francesco I de ‘Medici, bajo un proyecto del arquitecto florentino Bernardo Buontalenti, el palacio se encuentra en una prestigiosa zona de la ciudad, donde ya residían los marqueses de Tuscia en el siglo X.

Entre los siglos XVIII y XIX, el palacio continuó desempeñando la función de residencia habitual de los Grandes Duques de Toscana. En particular, a menudo hospedaba a Pietro Leopoldo I, a quien le encantaba pasar el invierno allí debido al clima templado de la ciudad. En la era postunitaria, la familia Saboya también pasó algunos períodos en la residencia y es desde ese período que tomó su nombre actual.

Su forma actual es el resultado de ampliaciones y renovaciones posteriores que tuvieron lugar durante el periodo del reino de Italia, mientras que durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, parte del lado norte fue destruido, incluida una de las pasarelas superiores que permitía que los Grandes Duques accedieran directamente a la iglesia de San Nicola.

Esta fue completamente reconstruida con motivo de las recientes obras de restauración del edificio, mientras que en el lado de Via S. Maria se puede ver el pasaje que conecta con el Palazzo delle Vedove, que sobrevivió a la destrucción de la última guerra. El edificio, ahora sede de la Superintendencia de Activos A.P.P.S.A.E. de Pisa y Livorno, alberga las colecciones del Museo Nacional del Palazzo Reale.

Continuando por el Lungarno Simonelli se llega a los Arsenales Mediceos: construidos por Cosimo I de’Medici, el arsenal de Pisa fue realizado bajo proyecto de Buontalenti para los barcos de la poderosa flota toscana. El Arsenal que desempeñó diversas funciones a lo largo de su historia, hoy alberga en la zona restaurada algunas exposiciones que presentan una parte importante de los hallazgos arqueológicos de barcos y muebles de la zona, constituyendo el núcleo principal del actual Museo delle Navi Antiche di Pisa.

Muy cerca se extiende la Cittadella Vecchia: El área medieval de Tersana se desarrolló durante el siglo XIII como un área de construcción naval, en un período en el que las victorias militares y el floreciente tráfico marítimo hicieron necesario que la ciudad encontrara un espacio adecuado para el tráfico naval. Las derrotas del siglo siguiente y el estancamiento del tráfico comercial condujeron a una reconversión del área que empezó a finales del siglo XIV y termino a principios del siglo XVI.

La denominación Cittadella Vecchia entró en uso más tarde, para distinguirla de la Cittadella Nuova, el actual Giardino Scotto, construido en el área opuesta de la ciudad en el 1440 y por el que la Cittadella Vecchia fue nuevamente utilizada como arsenal desde la segunda mitad del siglo XV. 

guia de turismo en la toscana pisa

En los siglos XVIII y XIX, las habitaciones de la Ciudadela se utilizaron como depósitos, establos y cuarteles militares. Actualmente alberga un parque público y se conecta con el Museo delle Navi Antiche.

Dejando esta parte del barrio de Santa Maria, y regresando dirección a la Piazza del Duomo, por Via Roma, os aconsejamos visitar la Domus Galileiana, hoy en día convertida en el Instituto Italiano de Historia de la Ciencia, es una institución cultural en Pisa, y alberga una biblioteca especializada en historia de la ciencia con más de 40.000 volúmenes e importantes archivos de personalidades científicas de los siglos XIX y XX.

Muy cerca y como último punto a destacar en este fantástico barrio tenemos el Jardín Botanico construido por orden de Cosimo I de ‘Medici y por iniciativa del ilustre maestro Luca Ghini, el Giardino dei Semplici es el jardín botánico más antiguo del mundo y el primero vinculado al ámbito universitario. El jardín pisano durante su evolución e historia ha ocupado varias áreas de la ciudad.

Hoy en día es un lugar de estudio y meditación, que conserva plantas maravillosas, vivas o secas, útiles para la investigación científica. Dentro del mismo jardín se encuentra el museo botánico. Hoy en día, el jardín continúa su actividad científica aumentando y custodiando las colecciones de plantas con fines educativos, recreativos y científicos.

Comparte en tus canales

Visitas guiadas personalizadas

Contáctanos para crear tu experiencia personalizada

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe nuestros mejores contenidos, tips para tu viaje, información especial y muchas promociones!

Sobre nosotros

Mi Viaje en la Toscana es el resultado de la pasión de Meritxell, por la región de la Toscana. Pasión que inicialmente nace por Italia en general, ya que desde pequeña empezó a mostrar un interés exorbitante por la cultura italiana. Ya como Historiadora del Arte y Gestora de Turismo Cultural, decidió trasladar su residencia a Florencia, ciudad que la fascinó y que la incitó a convertirse en Guía Turística Oficial de Florencia y de la Toscana.
Apasionada del arte, la escritura y la fotografía; gracias a su amor por esta tierra, decidió emprender el proyecto de Mi Viaje en la Toscana para divulgar de manera activa y profunda, esta especial y maravillosa parte del mundo.

Un agradecimiento especial a: Federico D., Borja P., Mercè M. y Javi A.

Copyright 2020 Meritxell Mateu Hill | P.Iva 06899650482 | Privacy policy | Cookie policy | Creado por Code85

Pin It on Pinterest

Share This