Eres en Destinos > Pisa > Sant’Antonio

Sant’Antonio

La parte sur del centro histórico

Este barrio junto con el de San Martino forma la parte sur del centro histórico de la ciudad, el área llamada Chinzica, que después de la unificación de Italia se dividió en los barrios actuales. Cómo es el barrio dónde se encuentra la estación principal de trenes de la ciudad, Pisa Centrale; empezaremos a conocer esta parte de la ciudad desde la misma estación.

La gran plaza que constituye el extremo sur de Corso Italia, frente a la estación de tren es la Piazza Vittorio Emanuele II, y es el fruto de una reorganización urbana que tuvo lugar a fines del siglo XIX, cuando las murallas medievales y la puerta de San Gilio fueron demolidas para su construcción. El edificio de la Cámara de Comercio, los palacios neogóticos de la Oficina de Correos y la Provincia (ambos de 1929), y la parte posterior de la iglesia de Sant’Antonio Abate dan a la plaza. En el centro se encuentra el monumento a Vittorio Emanuele II (1890).

En la misma plaza se aprecia la iglesia de Sant’Antonio, fundada en 1341 con el convento contiguo, destruida en la Segunda Guerra Mundial, y que tuvo algunas renovaciones en 1392 por voluntad de Pietro Gambacorti. Fue reconstruida después de la guerra con las mismas formas de finales del siglo XVIII.

En la parte posterior del patio de la iglesia se ubica el famoso mural «Tuttomondo» de Keith Haring (1989). El tema del mural es la armonía y la paz en el mundo, visible a través de las conexiones y las uniones entre las 30 figuras que, como en un rompecabezas, decoran los ciento ochenta metros cuadrados de la pared del Convento de Sant’Antonio.

El artista eligió colores con tonos sutiles, que mitigan la violencia cromática que siempre lo había caracterizado, inspirándose parcialmente por los colores de los palacios pisanos y de la ciudad en su conjunto, para hacer que el trabajo sea compatible con el contexto socioambiental en el que se encuentra.

Justo al lado, en la Via Mazziniana, se puede apreciar la Domus Mazziniana, la heredera de la casa Rosselli-Nathan donde Giuseppe Mazzini murió el 10 de marzo de 1872. La casa, proclamada Monumento de la Nación en 1910, fue completamente arrasada el 31 de agosto de 1943. De sus escombros, y recogiendo su herencia moral e histórica, la Domus Mazziniana se reconstruyó después de la guerra. Actualmente sus funciones son el estudio y la profundización del pensamiento de Giuseppe Mazzini, la difusión de sus obras, la recopilación y conservación de documentos relacionados con su vida y su enseñanza.

Continuando por Via Nino Bixio, se llega al Bastione Stampace, una fortificación de las murallas de Pisa, en el área de Porta a Mare. Continuando en esta dirección, y llegando al Lungarno Sonnino nos encontramos con la iglesia de San Paolo a Ripa d’Arno, fundada alrededor de 925. Desde 1092 fue la sede de los monjes de Vallombrosanos y a mediados del siglo XII se amplió con las formas similares a la iglesia actual. La estructura es en forma de cruz latina y su fachada fue completada en el siglo XIV por Giovanni Pisano. En su interior, contiene un gran número de obras de arte.

Cerca de San Paolo a Ripa se puede contemplar la Cappella di Sant’Agata: seguramente fue construida alrededor del 1063 por los monjes de la iglesia de San Paolo a Ripa d’Arno, a la que estaba conectada por edificios medievales, demolidos después de la Segunda Guerra Mundial. Hoy tiene una estructura de ladrillo octogonal articulada por pilares y arcos. En su interior, se conservan restos de decoraciones murales del siglo XII.

La iglesia de San Benedetto, en el mismo Lungarno Sonnino y actualmente cerrada al culto, se remonta a finales del siglo XIV, así como su monasterio anexo. En el siglo XVII, con la nueva decoración barroca, se destruyeron los frescos del siglo XV que decoraban el interior; en 1862 la iglesia albergó las reliquias de Santo Stefano, antes de ser depositadas en la Iglesia de los Caballeros. Todo el complejo fue comprado y restaurado por la Cassa di Risparmio di Pisa y actualmente se utiliza para conferencias y congresos.

Tras el Lungarno Sonnino, se entra el Lungarno Gambacorti, famoso porqué en él se aprecian algunos de los edificios más importantes y destacados de la ciudad de Pisa. El primero que llama la atención al viandante es el conocido Palazzo Blu: el antiguo Palazzo Giuli Rosselmini Gualandi se encuentra cerca de la iglesia de Santa Cristina. El antiguo palacio noble restaurado por la Fondazione Pisa, y administrado por la Fondazione Palazzo Blu, se propone como una moderna herramienta dedicada al enriquecimiento de la oferta cultural de la ciudad.

En su interior se encuentran amplios espacios para exposiciones temporales, un moderno auditorio, y una exposición permanente de obras de arte que se divide en tres secciones: las colecciones de arte de la Fondazione Pisa, ubicadas en el segundo piso; la residencia aristocrática y la Colección Simoneschi en el primer piso. Finalmente, existe en su interior Le Fondamenta, una nueva sección de exposición dedicada a la arqueología y la historia medieval, ubicada en el sótano.

El Palazzo Blu se encuentra muy cerca de la iglesia de Santa Maria della Spina. La iglesia, fundada en 1230, se llamaba S. Maria del Ponte Novo y se erigió como un oratorio votivo al pie del puente que conectaba vía S. Antonio con vía S. Maria. Tras la donación al oratorio de la reliquia de una Espina de la Corona de Cristo, en 1333, asumió su nombre actual. Durante el siglo XIV, la iglesia sufrió muchas intervenciones arquitectónicas y decorativas.

Debido al daño causado por el hundimiento del suelo, la iglesia sufrió numerosas restauraciones hasta que a mediados del siglo XIX se decidió desmantelarla y reconstruirla en una posición elevada con respecto al lecho del río donde se encontraba. 

Cómo hemos dicho, cerca del Palazzo Blu se encuentra también la iglesia de Santa Cristina, documentada desde el siglo VIII, siendo las estructuras del ábside externo fechadas en los siglos X-XI. Fue destruida por una inundación en 1115 y reconstruida en el 1118. Del siglo XIII al XVI perteneció a los Cánonigos de la Catedral. Fue restaurada en 1816 gracias a un proyecto de Francesco Riccetti. En su interior, con una única nave, quedan restos de las decoraciones murales monocromáticas muy antiguas.

Justo al lado de la iglesia se aprecia el Palazzo Gambacorti, el ayuntamiento de Pisa. El edificio presente es el resultado de una larga historia de añadidos y modificaciones. En los años 80 del siglo XIV, la familia Gambacorti construyó un palacio nuevo, reconocible en el cuerpo del edificio que se asoma al Arno cerca del actual Ponte di Mezzo, y que fue más tarde unido a las estructuras más antiguas para crear el presente prestigioso complejo de gran calidad arquitectónica. Este edificio es único en la arquitectura pisana: su base cuadrangular, tiene la fachada distribuida en tres órdenes de aberturas y se caracteriza por una decoración en dos colores que crea una bicromía muy particular.

Llegando al final del Lungarno Gambacorti, en la Piazza XX Settembre y en el mismo Ponte di Mezzo contemplamos las Logge di Banchi. Fueron erigidas en 1603 gracias a un diseño de Bernardo Buontalenti para disponer el mercado en un solo lugar, sobre todo EL dedicado al comercio de la lana y la seda. Las Logge di Banchi en Pisa son un majestuoso pórtico sustentado por doce pilares cubiertos de mármol con zócalo, cornisa y decoración con bajorrelieves. En la parte superior, el espacio está cubierto por bóvedas de cañón contenidas por arcos semicirculares cubiertos de mármol blanco.

Nuestro recorrido por el barrio de San Antonio finaliza en la iglesia de Santa Maddalena, que se encuentra en Via Giuseppe Mazzini. El oratorio data de 1156 y pertenecía a los religiosos de la Orden de Malta. En 1717, Andrea Vaccà lo reconstruyó con las elegantes formas barrocas que aún conserva a pesar de los daños sufridos durante la Segunda Guerra Mundial.

Comparte en tus canales

Visitas guiadas personalizadas

Contáctanos para crear tu experiencia personalizada

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe nuestros mejores contenidos, tips para tu viaje, información especial y muchas promociones!

Sobre nosotros

Mi Viaje en la Toscana es el resultado de la pasión de Meritxell, por la región de la Toscana. Pasión que inicialmente nace por Italia en general, ya que desde pequeña empezó a mostrar un interés exorbitante por la cultura italiana. Ya como Historiadora del Arte y Gestora de Turismo Cultural, decidió trasladar su residencia a Florencia, ciudad que la fascinó y que la incitó a convertirse en Guía Turística Oficial de Florencia y de la Toscana.
Apasionada del arte, la escritura y la fotografía; gracias a su amor por esta tierra, decidió emprender el proyecto de Mi Viaje en la Toscana para divulgar de manera activa y profunda, esta especial y maravillosa parte del mundo.

Un agradecimiento especial a: Federico D., Borja P., Mercè M. y Javi A.

Copyright 2020 Meritxell Mateu Hill | P.Iva 06899650482 | Privacy policy | Cookie policy | Creado por Code85

Pin It on Pinterest

Share This